Saltar al contenido Saltar al Menu principal Saltar al pie de pagina

El apoyo que tu cultivo necesita

El apoyo que tu cultivo necesita

Por medio de Finagro, el Gobierno Nacional estimula tu competitividad como productor agropecuario. Se trata del Incentivo a la Capitalización Rural.

¿Conoces sobre los riesgos asociados a tu actividad agropecuaria pero aun así no desistes en tu idea de hacerla un negocio productivo, competitivo y principalmente, sostenible? Por medio de FINAGRO, el Gobierno ha dispuesto un incentivo económico destinado a nuevas inversiones con destinación específica.

Se trata del Incentivo a la Capitalización Rural – ICR-. Para ser beneficiario de este debes tener un crédito agropecuario de alguno de los programas o líneas con los que cuenta el Fondo para el Financiamiento del Sector Agropecuario- FINAGRO

¿En qué consiste?

En un abono al saldo de tu crédito para que realices nuevas inversiones en cuatro frentes de trabajo: la adecuación de tierras, cultivos de mediana y larga duración (perennes), renovación de cafetales o en sistemas silvopastoriles.

Este incentivo lo otorga FINAGRO a través de dos líneas, la relacionada con el programa Colombia Siembra, que prioriza algunas actividades agropecuarias; y otra general, de acuerdo con la disponibilidad de recursos que define el Ministerio de Agricultura.

El ICR es otorgado por FINAGRO a través de las entidades del sistema financiero o cooperativo con las cuales solicitas o tienes vigente el crédito agropecuario. Para poder tener acceso a este, debe existir disponibilidad de recursos de ICR al momento del desembolso de la operación y que el rubro para el cual solicitó el crédito sea uno de los que tienen acceso a este incentivo. Igual se debe revisar las condiciones existentes en el Manual de Productos y Servicios de FINAGRO que conocen a cabalidad todas las entidades financieras para que los proyectos financiados tengan acceso al incentivo.

Si eres beneficiario

Estas inversiones deben cumplirse en un plazo no mayor a 180 días e informarlo al intermediario financiero, el cual coordinará una visita técnica para verificar el cumplimiento de lo pactado. Asegúrate de revisar que el informe derivado de esa visita describa tu inversión.

Una vez el intermediario financiero compruebe las inversiones, este informa a FINAGRO para que sea abonado tu ICR a la operación de crédito y te reduzca el valor de capital adeudado.

Ten en cuenta que el ser beneficiario del ICR no te exime de las obligaciones adquiridas (pago de las cuotas en los plazos establecidos) por los créditos agropecuarios suscritos.