Saltar al contenido Saltar al Menu principal Saltar al pie de pagina

Financiamiento agropecuario: un abanico de oportunidades

Financiamiento agropecuario: un abanico de oportunidades

La oferta financiera para impulsar iniciativas en el sector agropecuario, brinda oportunidades para hacer de ellas una realidad sostenible.

Si tus sueños productivos están en el campo colombiano y no cuentas con la suficiente liquidez para llevarlos a cabo, una alternativa es el financiamiento, bien sea por canales tradicionales de las entidades del sistema financiero y cooperativo, o por medio de programas gubernamentales orientados al apoyo de este sector.

FINAGRO–Fondo para el Financiamiento del Sector Agropecuario, por ejemplo, cuenta con programas específicos orientados a este sector productivo, entre ellos se encuentran las LEC - Línea Especiales de Crédito-, el patrocinio a los esquemas asociativos y las opciones de financiamiento para personas víctimas del conflicto armado.

La LEC es un programa con tasa de interés preferencial, subsidiada por el Ministerio de Agricultura. El desembolso de recursos tiene una destinación específica: cultivos de rápido rendimiento o ciclo corto, renovación de cafetales por zoca y programas pecuarios puntuales.

Es importante que sepas que la solicitud de crédito debe hacerse ante una entidad financiera o cooperativa y que, entre otros requisitos, te exigen no estar reportado negativamente ante las centrales de riesgo, presentar una garantía, los formularios respectivos propios de vinculación como cliente y el documento del proyecto productivo a financiar.

El financiamiento colectivo

Otra forma de acceder a un crédito agropecuario es por medio de esquemas asociativos. En este caso, el préstamo se tramita a través de una entidad que reúna a pequeños, medianos y/o grandes productores. En este caso, son válidos los modelos de asociaciones, organizaciones o cooperativas legalmente constituidas.

Por medio de este mecanismo de financiación, respaldado por Finagro, se pueden destinar los recursos a proyectos que cumplan con tres requisitos: asistencia técnica, economía de escala y la comercialización de la producción que se espera. Asimismo, el 50% de los cultivos a financiar deben corresponder a pequeños productores.

Ten en cuenta que si se trata de cultivos perennes (mediano y largo plazo), los medianos y grandes productores del esquema asociativo deben participar del proyecto y respaldar con garantías hasta el 20% del valor del crédito de los productores más pequeños.

Ahora bien, también existe la figura de la integración. En ellas tú y otros productores delegan en una compañía la solicitud y representación frente al crédito. El intermediario o integrador deberá demostrar que cuenta con la capacidad administrativa, el servicio de asistencia técnica sobre la actividad a financiar y la capacidad para comercializar la producción.

Población vulnerable

Si haces parte de la población vulnerable, existe un mecanismo de financiación del que puedes ser beneficiado. Este brinda condiciones especiales para financiar proyectos productivos para víctimas del conflicto armado interno, desplazados o reinsertados.

Estos créditos pueden solicitarse de forma individual o por medio de una asociación, agremiación o cooperativa. Las tasas de interés alcanzan DTF + 2% E.A. con una tasa de redescuento de DTF -3,5%.