Saltar al contenido Saltar al Menu principal Saltar al pie de pagina

Cuentas claras

Cuentas claras

Antes de revisar tus ingresos y gastos reales, es fundamental que conozcas si te van a aplicar retenciones sobre éstos y cuál es el porcentaje que te aplicarían.
 
El concepto de retenciones, es uno de los más utilizados en la jerga laboral y uno de los más importantes en el momento de negociar tus ingresos laborales o conocer el ingreso neto derivado de los mismos. 
 
Pero ¿qué son las retenciones? Son valores, derivados de un porcentaje establecido, que se te descuentan de los ingresos (laborales o derivados de un contrato) y cuyo destino principal es el pago de impuestos. Estos son reglamentados en Colombia, por la Dirección de Impuestos y Aduanas Nacionales –DIAN- y las autoridades distritales.
 
Este procedimiento se realiza a través de un descuento porcentual sobre el valor acordado en el contrato. Una vez devengado el valor correspondiente, el empleador -si se trata de un contrato laboral- o el contratante -si es un contrato por prestación de servicios-, tiene la responsabilidad de trasladar o pagar esos valores a las autoridades tributarias correspondientes, en nombre tuyo.
 
En consecuencia, las retenciones son un mecanismo para recaudar, de forma anticipada, los valores correspondientes al pago de obligaciones tributarias del orden nacional y municipal. En el caso de las relaciones laborales, se trata de las aplicadas por concepto de Impuesto de Renta y, en los casos de los contratos de prestación de servicios el porcentaje varía de acuerdo a si eres declarante o no de renta, adicional a estos se debe tener presente el Impuesto de Industria y Comercio ICA.
 
¿Soy sujeto de retenciones?
 
Siguiendo las normas tributarias, la retención en la fuente por concepto del impuesto de renta, se aplica a todos los trabajadores (vinculados laboralmente o vía prestación de servicios), y tiene diferentes porcentajes. 
 
De acuerdo con la Unidad de Valor Tributario (UVT) definida anualmente por resolución de la DIAN, en 2017 el porcentaje de retención será mayor a cero cuando el pago mensual supere el $4.108.000 (128,96 UVT). Así, la ley ha dispuesto una tabla gradual de retenciones, que se incrementa en porcentaje, conforme los ingresos van aumentando.
 
 
Para los contratos de prestación de servicios, es importante tener en cuenta que las retenciones aplicadas están asociadas al tipo de servicio que estés prestando. En todos los casos si los pagos mensuales del contrato superan los cuatro UVT ($127.000) se debe aplicar la retención en la fuente. Los porcentajes de retención oscilan entre el 4% y el 11%.
 
Los descuentos por retención del Impuesto de Industria y Comercio (ICA) están asociados a la actividad económica descrita en el contrato. Para la prestación de servicios profesionales los porcentajes oscilan entre el 4,14% y el 13,8%.