Saltar al contenido Saltar al Menu principal Saltar al pie de pagina

Las opciones para protegerte en tu vejez

Las opciones para protegerte en tu vejez

Podrás obtener una pensión de vejez en cualquiera de los regímenes existentes y estarás cubierto contra los riesgos de invalidez o muerte… ¡Tú eliges en que régimen estar

Que tengas claro cada concepto para elegir tu modalidad de pensión, es decisivo. Recuerda que el (RPM) Régimen de Prima Media, es administrado por Colpensiones, entidad pública; y el Régimen de Ahorro Individual con Solidaridad (RAIS), dirigido por las Administradoras de Fondos de Pensiones que son de carácter privado.

Si después de un tiempo deseas cambiarte de régimen, solo tienes que cumplir con una permanencia mínima de 5 años. Y si perteneces al régimen de Ahorro individual, te puedes cambiar de AFP cada 6 meses.

Un dato importante que debes saber es que el traslado entre regímenes solo se puede realizar faltándote 10 años para la edad de pensión. Si decidieras trasladarte, recuerda que debes solicitar asesoría al fondo donde te encuentras afiliado, sea este Colpensiones o una AFP y al fondo de destino, para que te ayuden a revisar tu situación particular y puedas tomar la mejor decisión. Ellos tendrán en cuenta tu nivel de ingresos, la proyección de cotizaciones futuras, la proyección de pensión y cómo éstas particularidades podrían afectar el valor de tu beneficio, tanto en el Régimen de Prima Media como en el Régimen de Ahorro individual.

¿Qué prestación obtienes si te quedas en este régimen?, ¿cuál es la proyección de pensión que vas a obtener en este régimen o en el otro?, ¿debes seguir trabajando?, ¿la expectativa a un mejor ingreso es posible?, ¿cómo garantizas un pago regular para cada cotización?, ¿alcanzarás a completar las semanas para tu pensión?, estas y otras preguntas son las que te debes hacer antes de tomar la decisión del régimen en el que te quieres pensionar.

Algo que debes tener en cuenta es que, el Sistema General de Pensiones, además de garantizar el apoyo económico para tu vejez, también te garantiza el pago de un seguro a lo largo del tiempo que realices tus cotizaciones, que puede ser entendida como una contribución para cubrir posibles sucesos de invalidez o muerte. Este tipo de prevenciones te protegen a ti y a tus seres queridos con un apoyo financiero en caso de cualquier eventualidad.