Saltar al contenido Saltar al Menu principal Saltar al pie de pagina

¿Nueva o usada? La vivienda que te conviene

¿Nueva o usada? La vivienda que te conviene

Al momento de decidir si adquirir una vivienda nueva o usada, considera tus necesidades particulares y las de tu familia.
Tanto la vivienda nueva como la usada tienen características particulares, que responden a necesidades específicas y está en ti informarte para tomar la mejor decisión. 
 
Atributos de la vivienda usada:
 
  • Precio: el costo suele ser más bajo en comparación con proyectos habitacionales nuevos en zonas similares. 
  • Tiempo de entrega: aunque este suele acordarse con el vendedor, normalmente es inferior. 
  • Remodelaciones: es posible que los inmuebles en venta hayan sido objeto de mejoras que hagan más cómodo habitarlos. Por ejemplo, bibliotecas empotradas, pintura, pisos, enchapes de baños y cocinas, entre otros. 
  • Área: usualmente es posible encontrar una vivienda con más metros cuadrados por menores precios. 
  • Zonas comunes: si se trata de un conjunto residencial, es frecuente que todos los servicios de zonas comunes ya estén habilitados para su uso, tales como: gimnasio, parques infantiles, piscina, entre otros. 
  • Disponibilidad: por la expansión y el crecimiento urbanístico, es posible que no consigas proyectos de vivienda nuevos en algunas zonas de las ciudades. Este riesgo es más bajo cuando buscas un inmueble usado.
Vivienda nueva:
 
  • A tu medida: te da la oportunidad de estrenar todo y comprar de acuerdo a tus gustos. 
  • Garantía: si has investigado previamente y se trata de una constructora reconocida y respaldada, cuentas con las garantías necesarias para reclamar ante cualquier falla en el inmueble o cualquier incumplimiento en lo acordado. 
  • Antigüedad en redes de servicios públicos: en los proyectos nuevos las tuberías, redes eléctricas y de gas, son nuevas y tienen una vida útil más larga, lo que te permitirá no incurrir en reparaciones. 
  • Facilidad en la gestión del crédito: Los créditos pueden ser más expeditos y tener condiciones especiales en el pago de la cuota inicial o la tasa de interés cuando se tramitan con la entidad financiera que está respaldando la construcción del proyecto.
Independientemente de la decisión que tomes, recuerda que la inversión en vivienda suele ser una decisión de vida. En este caso, analiza tus necesidades y confróntalas con la oferta; siempre es bueno acudir también a la asesoría de expertos que te ayuden a elegir.