Saltar al contenido Saltar al Menu principal Saltar al pie de pagina

A tu servicio

A tu servicio

Dentro del universo de los esquemas de trabajo una de las formas de vinculación más frecuente es el contrato por prestación de servicios. También está el de obra o labor.
La realidad laboral ha llevado a la diversificación de las formas de que te contraten laboralmente. Hoy en una buena proporción, las empresas han decidido implementar la contratación por prestación de servicios como una opción. 
 
Pero ¿qué significa que te contraten por prestación de servicios? En síntesis, se trata de un contrato civil y no laboral. Esto exime a la empresa que te está contratando del pago de las prestaciones sociales y las obligaciones frente a los aportes a seguridad social. 
 
Tu relación entonces es la de un contratista. En esa condición, tú eres el responsable por el pago de los aportes a salud, pensiones obligatorias y la administradora de riesgos laborales.
 
En algunos casos, sino en la mayoría, las empresas contratantes te exigen la constitución de una póliza que las cubre en los casos en los que por alguna circunstancia no puedas cumplir a lo que te comprometiste en el contrato. 
 
La ventaja de este tipo de vínculo es la condición de independiente que asumes, porque bajo este esquema de contratación no puede presentarse subordinación laboral. Es decir, la organización que te contrata no te puede exigir el cumplimiento de obligaciones como el horario o la presencia permanente y habitual en un sitio específico de trabajo. 
 
Al momento de acordar el valor del contrato y las formas de pago, es muy importante que consideres que debe ser superior, hasta en un 40% al que tendrías en un contrato laboral.  La explicación a este consejo radica en que sobre ese valor, deberás pagar los aportes a seguridad social y pagar los impuestos a los que hay lugar: Industria y comercio y retención en la fuente.
 
Contrato por obra o labor 
 
El contrato por obra o labor es una tipificación de un contrato laboral que se utiliza para trabajos específicos de corta y mediana duración.  A diferencia del vínculo a término fijo o indefinido en este deben especificarte muy bien el motivo (objeto) por el cuál te contratan. Bajo este contrato, una vez se finalice la tarea para la cual fuiste contratado, se da por terminada la relación labor con el empleador. 
 
En cualquier caso, es muy importante que sepas que por tratarse de un contrato laboral la empresa que te contrata debe asegurar el pago de las prestaciones sociales, la afiliación al sistema de seguridad social y a riegos profesionales.