Saltar al contenido Saltar al Menu principal Saltar al pie de pagina

Informal tu vestuario, no tu crédito

Las facilidades en el acceso a financiación por parte de prestamistas no tienen que ser un dolor de cabeza.
 

Antes de recurrir a un prestamista extraoficial, piensa bien en los riesgos a los que te expones: el financiero, porque los altos intereses pueden llevar a que termines pagando valores excesivos; el familiar, porque si te atrasas se puede ver amenazada tu seguridad personal y el de tus familiares; el de oportunidad, porque no podrás formar un historial crediticio que te dé posibilidades de acceder a financiación en el futuro en las entidades vigiladas; y el legal, porque nadie vigilará tus derechos como consumidor financiero.